Salud inmersiva, procedimientos y desarrollos innovadores para el sector.

La salud es el segundo sector de más demanda en tecnologías inmersivas. Descubre los principales usos y beneficios, que están trasformando la medicina.

Las tecnologías inmersivas son herramientas que permiten crear experiencias interactivas en entornos que pueden estar relacionados con la propia realidad. Se tiene la percepción de que estas solo sirven para los videojuegos, el entretenimiento, el metaverso y los contenidos audiovisuales. De hecho, hay estadísticas que confirman que el sector que más implementa estas herramientas es del gamer y ocio. Sin embargo, poco a poco ha perdido progresivamente su porcentaje de participación, gracias a la incursión de nuevos nichos pioneros e innovadores que buscan transformar sus metodologías.

La expansión de las tecnologías

Para el 2018, en un estudio realizado por Softtek, el entretenimiento y ocio tenían un porcentaje de participación del 78%, lo que lo convertía en el principal sector de consumo inmersivo. Pero la tendencia ha venido disminuyendo y su porcentaje se redujo a un 54%. Actualmente, el segundo mercado que más implementa herramientas inmersivas es la salud (46%). Otros sectores que también figuran serían: educación (36%), eventos en vivo (15%) y bienes e inmuebles (15%). 

En general, los principales objetivos de implementar estas tecnologías podrían ser la venta de algún producto, servicio o beneficio de manera interactiva y personalizada. Asimismo, diseñar espacios o experiencias inmersivas, en busca de entretenimientos innovadores para transformar las metodologías educativas, con metodologías interactivas que aumenten sus índices de resultado. Igualmente, capacitar en entornos propicios y seguros, que preparen de una manera más realista a diversos profesionales. Sin embargo, poco o nada tienen relación estos objetivos con que el segundo sector que más implementa tecnologías inmersivas sea la salud.

La evolución tecnológica en la salud

El entrenamiento constante a diferente personal del sector, tratamientos novedosos para ciertas condiciones, además del manejo del dolor y la rehabilitación, son algunos desarrollos en la salud con tecnologías inmersivas.

El detonante principal que dio paso a la exponencial implementación de tecnologías inmersivas, fueron las secuelas del Covid-19. Desde aquí, la sociedad comprendió la importancia del sector y la obligación de inversión que diera paso a una transformación, acorde al cambio de comportamientos y necesidades. Ambas perspectivas entendieron la importancia de integrar herramientas que faciliten los servicios, garanticen calidad, pero también generen beneficios digitales e inmersivos. 

Las nuevas realidades para tratamientos novedosos

Es característico en este sector la constante investigación desde diferentes perspectivas, en torno a todo lo relacionado con ciertas enfermedades y condiciones. Avanzando cada vez más en la construcción de procesos alternativos, sencillos y novedosos que obtengan beneficios más notorios; aumentando la precisión, la rapidez en los servicios y las habilidades profesionales del personal en la prestación del servicio. Estos son algunos ejemplos de metodologías innovadoras que implementan herramientas inmersivas.

Aprendizaje con Realidad Virtual

Esta herramienta permite la creación de entornos virtuales seguros, tanto para el paciente como para el futuro profesional. Aquí, se pueden practicar procedimientos de diferentes complejidades a manera de entrenamiento para estudiantes, mejorando paulatinamente sus habilidades. La Realidad Virtual también puede educar al paciente respecto a su condición y padecimiento de manera más explicita. Además de mostrar a detalle las características de su pre o postoperatorio.

Inmersividad para el alivio del dolor

En este caso, la realidad virtual sirve como un elemento distractor y de entretenimiento. A través de imágenes relajantes, se busca centrar la concentración en una actividad diferente a la condición o situación dolorosa. Ya se han hecho algunos proyectos pilotos en trastornos oncohematológicos, de diálisis y hepáticos.

Eliminando las barreras ópticas

Diversos procedimientos pueden ser más acertados, menos dolorosos y más rápidos con Realidad Aumentada. Se puede localizar y visualizar de manera eficaz los vasos sanguíneos sobre la piel de un paciente en la extracción de sangre, mejorando la satisfacción de este.

Durante los procedimientos quirúrgicos se pueden utilizar gafas que implementan Realidad Aumentada para acceder a información relevante del paciente, que aumenten los resultados favorables del procedimiento. Proyectar la estructura interna, para el diseño de la estrategia más adecuada en el procedimiento, interactuando con tejidos y órganos internos. 

Por último, las gafas con realidad aumentada también permiten detectar y resaltar objetos del entorno. Disminuyendo los riesgos potenciales en diversos espacios, para las personas con ciertas condiciones ópticas. 

Ayuda al autismo

La realidad Virtual ubica al paciente, en un ambiente seguro y simulado, en diferentes imágenes relacionadas con situaciones que teme e impiden su desarrollo de habilidades comunicativas. Su constante exposición les permitirá llegar a superarlas en el entorno real, disminuyendo las características de su condición.

Saciedad aumentada

Este novedoso método se impulsa por tecnología inmersiva, por medio de imágenes en realidad virtual se aumenta progresivamente el tamaño de los alimentos, mientras el paciente lo sostiene en su mano. La ilusión crea la sensación de satisfacción en el hábito alimenticio y progresivamente se disminuye la cantidad de comida que se ingiere a lo largo del día.

Todo cambio trae consigo ciertos desafíos para garantizar su éxito. El sector salud reconoce los principales retos para su implementación y una formación constante en el uso de estas, tanto para médicos o personal, como para el paciente. Un refuerzo en seguridad a la protección de datos, garantizando la privacidad del paciente y su historia. Por último, no convertir las herramientas en una barrera que limite la interacción médico-paciente. Por el contrario, debe reforzar la consulta y los resultados. A su vez, hay una serie de retos contextualizados en el macro entorno del sector, relacionados con la infraestructura, las redes y conectividad. Que soporten la transformación de los servicios, sin entorpecer el camino hacia la salud inmersiva. 

El sector de la salud en Colombia da pasos pequeños hacia este modelo de inmersión en la medicina. Es por esto que la metodología de cocreación innovadora de Newrona, quiere trascender hacia las fronteras de la transformación en el sector salud. Llevando una vivencia tanto diferencial como competitiva, de igual manera en la que se hace en los sectores de retail, educación y farmacéutico, donde ya hemos incursionado con tecnologías inmersivas. Es el momento de generar experiencias interactivas, que aporten calidad al desarrollo y recorrido de un paciente en el sistema médico colombiano. Haciendo de este sector un usuario recurrente de tecnologías inmersivas en el mercado nacional.

Potencialicemos la salud, con experiencias inmersivas.