De la realidad al metaverso

Los espacios digitales marcan un importante momento en la digitalización de las realidad. Muchas marcas se trasladan para posicionarse en el mercado digital, y comienzan a aparecer nuevas formas de economía, relaciones sociales, infraestructuras y más, que cada día va aumentando el valor en la sociedad.

Continuamente se ha repetido que la pandemia aceleró la virtualización de las actividades del día a día. La palabra virtual se convirtió en un vocablo de uso cotidiano, da a entender una solución inmediata a diferentes labores cotidianas que, desafortunadamente, se vieron afectadas por cuestiones de distanciamiento social y por practicidad del entorno. Sin embargo, la digitalización ya no trasciende el mero hecho de prender un dispositivo y conectarse a la red. 

La conectividad digital se transforma para ser cada vez más sensorial y experiencial. Es por ello que, tanto grandes como pequeñas empresas de todo el mundo empiezan a desarrollar espacios digitales para sus usuarios. Entre más grande sea la empresa, mayor cantidad de usuarios y mayor el desarrollo del espacio. El objetivo de estos proyectos es ampliar la experiencia y reunir de manera simultánea, personas con un interés común: negocios, relaciones sociales, economía, entretenimiento, etc.

marcas al metaverso

Pero entonces, ¿qué es el Metaverso?

El Metaverso es uno de muchos espacios o mundos digitales, compartidos entre diferentes individuos creando una economía interna a través de la interactividad, inmersividad y colaboración por medio de realidad 3D. Su explicación es sencilla, y sin embargo, la fuerza y evolución que ha obtenido, hace que las personas se encuentren indagando acerca del futuro de su trabajo, relaciones personales y sociales, y demás aspectos de sus vidas. 

El anuncio del Metaverso por la empresa Meta (antes conocida como Facebook), fue tan repentino que se puede entender como un fenómeno sorpresivo o como un cambio radical. Por el contrario, a esta creencia, la transformación digital inició desde hace gran tiempo, y se acelera a causa de factores concretos, por ejemplo la pandemia. Un reflejo de esto fue la adaptación del homeoffice por muchas empresas a nivel mundial, o el homeschooling por parte de muchas familias que lograron adaptarse a este modelo online. 

Realidad virtual Colombia
Realidad virtual que llega a diferentes sectores.

Según Juan Manuel Escobar, cofundador de XRCOL, el Metaverso le abre las puertas a la tercera era del internet. Se pasó del nacimiento de esta red donde solo se utilizaba para realizar búsquedas, al nacimiento de las redes sociales donde se iniciaron las conexiones virtuales. Esta fase del internet en la que nos encontramos, y que aún hoy en día para muchos usuarios es un misterio, es donde las empresas crean diferentes universos digitales. 

Varias empresas crean espacios virtuales para conectar, crear alianzas, espacios de socialización, y demás actividades que se logran desarrollar dentro de un espacio físico. Algunos como el Metaverso, Omniverso, Fornite, Minecraft, Second Life y otros (algunos creados recientemente y otros algunos años atrás), han ganado gran reconocimiento por su desarrollo de espacios digitales y la gran cantidad de comunidad que abarcan. 

Las marcas se están viendo obligadas a trasladarse al espacio digital, crear estrategias de venta, alianzas virtuales, y sobre todo brindar contenido exclusivo dentro del mundo digital para marcar diferencia en el mercado y estar dentro de toda tendencia.

Los retos de la implementación de tecnologías inmersivas

La mayor preocupación y miedo de las personas se da por desconocimiento. La verdad es que muchos expertos creen que la sociedad aún no está preparada, ni física (ya que el cuerpo se debe adaptar a diferentes estímulos sensoriales que van de la mano con nuestros sentidos), ni mentalmente para un cambio de estilo de vida, y la realidad es que esta tercera fase a la que se refiere no nació de la noche a la mañana. Los espacios y ecosistemas digitales aparecen desde la creación y evolución de las tecnologías inmersivas, nos acompañan con la aparición de los primeros sistemas inmersivos como el sensorama. Es una transición a través de los años que inicia desde los dispositivos y el uso al cual le damos a diario, y que varios expertos creen y esperan que este cambio se establezca dentro de 10 años. De igual manera, como en algún momento de la historia, el internet llegaba a cada hogar, la población se debe adaptar, y sobre todo, conocer e informarse de esta futura modalidad de vida. 

¿Cómo se logra acceder a estos universos digitales?

Los universos digitales no se reducen únicamente al metaverso o plataformas de este estilo. Una persona hace parte del mundo digital en el momento que usa alguna tecnología inmersiva para realizar una actividad virtualmente. Estas herramientas crean un puente entre la virtualidad y la realidad, donde, por ejemplo las reuniones que se realizaban de manera sencilla por medio de un Zoom, pasan a desarrollos más complejos, pero con mayor inmersión, como un ecosistema o coworking virtual. 

Guantes holográficos

Estas herramientas inmersivas se implementan de forma progresiva, hasta convertirse en parte fundamental de toda actividad. Así es como, se están desarrollando guantes hápticos para que este mundo virtual se sienta como el real; gafas con realidad aumentada con diferentes funcionalidades como se muestra en la serie My Holo Love donde dejan de ser ficción y se han visto aplicadas en la vida real en el caso de las gafas Ray-Ban en una alianza con Meta; y muchos más ítems con el objetivo de conectar espacios, personas y realidades. 

No obstante, el metaverso y demás espacios digitales traen con ellos algunas consecuencias a nivel social. Los cambios se empiezan a reflejar en la economía, los modelos de negocio, y las inversiones a gran escala en el mundo digital. Ahora se habla mucho más de las criptomonedas, inversiones en terrenos digitales, compras para personalización de avatares, piezas de arte virtual valorado en millones de dólares y miles de términos más que hay por indagar. 

De igual manera siguen existiendo barreras que evitan que esta realidad digital llegue a una cobertura al 100%. Existen limitaciones de la red como la poca conectividad en espacios o países en los que no cuentan con infraestructura o hay poco desarrollo tecnológico, estabilidad de la red, saturación de servidores y otros problemas que hoy en día ha traído la brecha digital; así como las limitaciones sociales como idioma, cultura, desigualdad y demás factores. 


La realidad digital se logrará a través de un proceso como comunidad y sociedad, aprendiendo todos al mismo tiempo, progresivamente, y a velocidad lenta. Está claro que muchas personas pueden tener más conocimiento sobre esto, su misión es impulsar el desarrollo digital. Teniendo en cuenta que varios de los proyectos que hemos llevado a cabo en Newrona, más aún durante la pandemia, son muy afines a la generación de espacios virtuales, logramos conectarte a ti y a tus usuarios dentro de este mundo digital, gracias a desarrollos a través de plataformas 3D que conectan personas alrededor del mundo. Nuestro mayor objetivo es lograr transformar todas las ideas en proyectos interactivos a través de las tecnologías inmersivas las cuales te conectan con el mundo digital. Cuéntanos tus ideas y cocreemos juntos en una sola Newrona.